Todo lo que perdí (Una caja de discos viejos y unas gafas de sol de 1)


Portada del libro deTodo lo que perdí (Una caja de discos viejos y unas gafas de sol de 1)
4.9 estrellas de 5 de 42 Lectores

Todo lo que perdí (Una caja de discos viejos y unas gafas de sol de 1) de Cristina Prada 2017 - Cande Martín ha vuelto a Madrid porque su hermano Rodri la necesita. Pero la ciudad sigue llena de los recuerdos que lleva tres meses tratando de olvidar y, sobre todo, sigue llena de él, de Sergio Herranz.Sus manos, su olor, sus besos…, tan guapo e inaccesible que duele. Cande lo quería con locura y algunas heridas nunca llegan a cerrarse por mucho que nos empeñemos, por mucho que sepamos que alguien no nos conviene.Conoce el pasado de Cande y descubre con ella su presente. Si valen más las segundas oportunidades o las nuevas personas que llegan, si el hombre canalla y complicado puede ser el amor de tu vida o si es verdad que las historias que leemos en los libros románticos pueden hacerse realidad.No te pierdas «Una caja de discos viejos y unas gafas de sol de 1964» y vive el Madrid sofisticado, gamberro, con sabor a cóctel y a música de los ochenta de Cande y Sergio.Porque los chicos malos también se enamoran y, cuando lo hacen, es para siempre.

Descargar Leer en línea

Detalles de Todo lo que perdí (Una caja de discos viejos y unas gafas de sol de 1)

Título del libroTodo lo que perdí (Una caja de discos viejos y unas gafas de sol de 1)
Publicado por Zafiro eBooks
AutorCristina Prada
CategoríaCategorías
Calificación del cliente4.9 estrellas de 5 de 42 Lectores
Nombre del archivotodo-lo-que-perdí-una-caja-de-discos-viejos-y-unas-gafas-de-sol-de-1.pdf
Tamaño del archivo28.85 MB

INTENSA Y ADICTIVA..... - Una historia intensa, adictiva y preciosa. Decir que me ha gustado es poco, me ha encantado. Una vez que la empiezas no la puedes soltar, sea la hora que sea. Ha habido veces que me ha enamorado nuestro macarra vestido de ejecutivo y otras que lo hubiera desterrado fuera del libro. He adorado a Cande y su irremediable Amor, he sufrido con ella y me he reido con ella y con sus amigas. Es una historia que tiene de todo y que cinco estrellas para valorarla no le hacen justicia. Felicidades Cristina. Y ahora a esperar nos toca, que con el final que nos dejaste estamos al borde de un ataque de nervios .